5 claves para diseñar ropa de manera sostenible

La importancia de la sostenibilidad en la moda, de las marcas éticas y de las nuevas firmas nos plantean una cuestión importante.

¿Pero cómo puede una marca que justo empieza producir de forma sostenible? Eso es lo que le hemos preguntado a Gema Gómez, consultora, coach y fundadora principal de Slow Fashion Next, plataforma responsable de la coordinación nacional de Fashion Revolution en España. Te rebelamos las cinco claves imprescindibles para hacer tu marca un poco más verde:

sostenible

Gema Gómez nos comenta que la primera regla de oro se basa en crear un modelo de negocio sostenible a nivel ambiental, social y económico. “Necesitamos generar ideas atractivas e innovadoras que nos permitan crear un modelo lo suficientemente competitivo como para estar dentro del mercado, buscando estrategias frescas que ayuden a evolucionar a la marca”. Sin embargo, todas estas ideas deben ir siempre englobadas dentro de unos parámetros coherentes con los principios éticos de cada firma.

Regeneración de los recursos

“En la extracción de materias primas, tenemos el deber de devolver los recursos naturales que hayamos usado en la elaboración del artículo a su lugar de origen. Por ejemplo: si corto un árbol para producir lyocel, tendré que plantar dos más para contrarrestar los efectos y no reducir la cantidad de recursos”, explica Gómez. Todos sabemos que los medios que nos ofrece la naturaleza no son ilimitados. Lo mínimo que podemos hacer es devolver al planeta (en la medida de lo posible) las materias que nos ofrece.

Saber dónde y cómo se producen nuestras prendas

El conocimiento de los métodos de producción de nuestra ropa debe de ser infalible en todo momento. “Es imprescindible conocer el lugar donde se fabrican los productos que usamos, así como la manera en la que se están produciendo. A la vez, debemos introducir alternativas en la fabricación con materiales sostenibles, materias realizadas a partir de subproductos de otras industrias, artículos reciclados o productos orgánicos”.  Además, comenta Gómez, es igual de importante ser respetuosos con el medio ambiente, los trabajadores del sector, sus condiciones laborales y el bienestar de los animales, si es que utilizamos alguna fibra que provenga de éstos.

Crear un ciclo de producción circular

“Los procesos que desarrollemos con nuestra marca deben englobarse en un ciclo de vida cerrado o circular, que permita a los residuos convertirse en materia prima para que podamos usarlos posteriormente, creando nuevos artículos”, subraya Gómez. Si usamos químicos debemos asegurarnos de que no se vierten al medio ambiente y de que los recursos empleados sean reutilizables.

Fomentar un consumo responsable

Aunque uno de los objetivos principales de toda marca sea vender, debemos transmitir mensajes que hablen de consumo responsable y aprovechar al máximo la vida útil de las prendas. “Si realmente lo que queremos es fomentar un estilo de vida sostenible, eso se tiene que plasmar en el ADN de nuestra firma”, afirma Gómez a propósito de ello. Asimismo, algo muy favorable sería proporcionar ideas a nuestros clientes sobre cómo cuidar las prendas para alargar su vida útil o cómo generar el mínimo impacto medioambiental; sin realizar lavados compulsivos usando jabones ecológicos o planchando únicamente cuando sea estrictamente necesario.

Fuente: itfashion

Te puede interesar: 

To report this post you need to login first.

Suscríbete a nuestra lista

No te preocupes, no hacemos spam

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

15 − 8 =

Kathlou Shopping
Registrar una cuenta nueva
Name (Requerido)
Restablecer la contraseña