Zara recurre a la tecnología para mantenerse a la última en Fast Fashion

Parece ser que Inditex empieza a quedarse atrás en el mundo del fast fashion. Tras ser el número uno a nivel mundial, el gigante se enfrenta a fuertes y jóvenes competencias que no hacen más que pisarle los talones.

Empresas virtuales como Boohoo o Missguided son fuertes rivales; de hecho, son capaces de vender sus productos con tan solo una semana de diferencia entre el diseño y su salida al mercado. Para contratacar, Zara Inditex , una de las marcas más importantes del imperio de Amancio Ortega, está centrándose en desarrollar nuevas tecnologías para que su éxito no decaiga. De momento se ha asociado con Fetch Robotics, una empresa californiana que diseña robots que llevan a cabo la gestión de inventario; y también se ha afiliado con la empresa tecnológica Intel para crear dispositivos que midan el volumen de ropa en cajas. Nuevas formas para agilizar el trabajo y conseguir más en menos tiempo. A pesar de todo, Inditex tiene un punto a su favor del que carecen sus adversarios: las tiendas físicas. Espacios repartidos por todo el mundo que pretende seguir aprovechando gracias a nuevas tecnologías como, por ejemplo, la inteligencia de ubicación; que consiste en utilizar la localización del cliente a través de la aplicación para que ésta adopte el modo in store. Es decir, permite mostrar al cliente a través de la pantalla qué productos están en el local y qué ofertas hay.

Zara Inditex

Sin embargo, Boohoo trabaja siguiendo el patrón de prueba y repetición. La empresa se centra en producir pequeños grupos de prendas, y vuelve a fabricar aquellas que han tenido más éxito. Además, tanto Boohoo como Missguied –ambas con sede en Manchester–, tienen como objetivo principal reducir el tiempo de entrega. Sin duda, quieren complacer a sus clientes bajo la política del aquí y ahora. Es evidente que Zara Inditex no puede quedarse de brazos cruzados ante los cambios que vive la industria; por ello, actualmente está luchando por integrar ventas online a partir de sus espacios físicos. Así, los clientes podrán probarse los productos y comprarlos a través del móvil. Y mientras una parte del mundo de la moda intenta luchar contra el fast fashion para que los horrores de la industria puedan repararse, la otra parte sigue peleándose para ser el número uno a pesar de las graves consecuencias. Inditex intenta lanzar mensajes eco friendly con colecciones sostenibles como la línea Join Life de Oysho. Sin embargo, da la sensación de ser una estrategia de marketing y una tendencia sin más, y no un compromiso auténtico.

Fuente: Itfashion

Te puede interesar:

Desigual se alía con la ‘influencer’ Miranda Makaroff

Puma x Coogi, un homenaje a los 90

To report this post you need to login first.

Suscríbete a nuestra lista

No te preocupes, no hacemos spam

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

3 × 3 =

Kathlou Shopping
Registrar una cuenta nueva
Name (Requerido)
Restablecer la contraseña